ANFHER nace gracias a la iniciativa del Ing. Roberto Linares Rueda quien junto con otros diez fabricantes de herramientas, lograron crearla el 19 de octubre de 1971, motivados por las necesidades que en ese entonces aquejaban al sector.

El primer logro de la Asociación fue hacer que parte de las herramientas que la Industria Automotriz importaba, fuera consumida de fabricantes mexicanos. A los pocos años, a este grupo entusiasta de empresarios, se unieron los fabricantes de herramientas de mano, de medición, etc., con lo que la Asociación logro crecer y sigue creciendo aumentando la fuerza que demostró tener desde su inicio.

Durante los años setenta y gran parte de los ochenta, la Asociación se dedicó a pugnar por la protección de la industrial nacional a través de lograr el incremento de aranceles, el establecimiento de precios oficiales, así como de los permisos de importación y de la misma manera se logro la importación expedita de materias primas y materiales necesarios para la buena marcha de las empresas.
En la década de los ochenta, ANFHER promovió y participó activamente en la creación de Normas de Calidad para las herramientas que los agremiados producen.

El apoyar a sus asociados a incrementar sus mercados ha sido una inquietud constante de ANFHER y a ese fin, organizó exposiciones del más alto nivel. Obteniendo con éxito la firma de un acuerdo con la Asociación de Ferreteros de México, AC, para tener una participación importante dentro de la EXPO-NACIONAL FERRETERA, la más grande exposición del ramo en Latinoamérica.

Hoy tenemos un nuevo entorno, tenemos un país diferente, estamos dentro de la globalización, existen tratados de libre comercio firmados y por firmarse, por lo que consiente del entorno actual, ANFHER tiene como principal función apoyar a sus asociados en la búsqueda de nuevos mercados, facilitándoles el acceso a mercados del exterior, dándoles información de las tendencias del mercado y ayudándoles a influir en el.

Entre más abierta es una economía más competitivo tiene que ser el empresario. Parte de esta competitividad se logra tanto en el exterior como en el interior de la empresa. La que se logra en el exterior, es más fácil desarrollarla con los fabricantes en conjunto (muchas veces competidores entre sí), y mantener la riqueza generada en el país, el intercambio de ideas entre fabricantes también ayuda a mejorar la competitividad. La maquila, subcontrataciones, compra de materia prima en común, compartir procesos, desarrollo de proveedores y canales de distribución son indispensables en economías totalmente abiertas.

Llámenos ahora al Teléfono (01) (55) 9000 2489

Realmente nos importan nuestros usuarios y nuestro producto.

CONTÁCTENOS